Página web EXTRAOFICIAL independiente por ahí por el tema orden San Lázaro - OSLJ

Esto es una página web privada con objetivos de información

preparado por Mikulas Krejcik z Radimovic, ex OLJ

english deutsch français espanol èeský

Caballería en la época tecnológica
Una contribución de Otto v. Habsburgo


Copyright by Priory of the Maltese Islands
of the Military and Hospitaller Order
of St. Lazarus of Jerusalem

Hoy sólo la noción de la caballería no es llamada bastante a menudo adelantaré, y esto. Esto podría ser a volver en gran parte sobre lo que se como en muchas otras preguntas, por fuera y formas de aparición atadas por tiempo con principios confunde. En una época, en la cual la letra es desplazada por la imagen que se cambia siempre, fugitiva, el sentido se pierde en trivialidades también para valores interiores y más constantes.

Así muchos entienden por la caballería un tipo posición elegante o función social. Si se trataba ahora exclusivamente de tal fenómeno, se podría dejarlo caer tranquilo. Dado que esto es sin embargo, históricamente de modo visto, más que la estructura de dominio desnuda o satisfacción snobististico el Antoja, esto está ofrecido investigar sus raíces para preguntarse a ello si esto puede ofrecer algo más a nuestro tiempo.

A su tiempo de brillo era la caballería y era su desarrollo, las órdenes caballerescas, un intento consciente de la formación de elite. Esta tarea correspondía a las necesidades de la época agraria que surge. Cuando los cazadores y los pescadores se hacían sedentario y tenían que remojar, por eso, las comunidades de entoldado y las tribus distritos administrativos territoriales, la caballería de las unidades de autodefensa de los labradores se producía. Pensado al principio como organización solamente militar, una administración y con eso un papel político se le cerraba de golpe también necesariamente durante el tiempo. Para hacer justicia a éste, la caballería necesitaba las tesis superiores en las cuales esto podía orientarse. También el destino de Orden de San Lazáro era derrotado por esta legalidad, a pesar de que él hubiera actuado, a diferencia de otras grandes órdenes, ante todo exclusivamente karitativ. Así visto, se muestra la caballería más de dos aspectos. Uno de eso es motivado de tiempo en la época agraria que comienza atara; en cambio, el otro es sustancial por así decir: Como la tarea de formar la elite se levanta, con todas las condiciones que siempre cambian, una y otra vez sobre nuevo .

Esto sugiere que también a los tiempos, a los cuales las formas convenientes a la época agraria de la caballería han desaparecido hace tiempo, el nombramiento interior resiste como sustancia verdadera, también en adelante.

Analogías se encuentran durante la historia de iglesia. También la iglesia tenía sus órdenes que correspondían a los hechos de su siglo. Así había una época benedictico que aquél de los franciscanos y los dominicanos seguía. Los jesuitas procedían de las sacudidas de la disociación de culto. Hoy las organizaciones tradicionales tienen todavía su autorización; sin embargo la iglesia necesita nuevas instituciones que consideran especialmente a los laicos y llevan con eso el mensaje religioso en nuestra vida secularizada. El éxito tremendo el norte de laico religioso, como por ejemplo de "Opus Dei", debe ser entendido como realización de una necesidad motivada de tiempo.

Se trata exactamente de separar lo esencial del insignificante en todas las formas de organización. Si uno lo es capaz, la tarea de una orden permanece siempre actual porque ella podía adaptarse a los hechos.

El mayor valor de la caballería estaba en los ideales que estaban sostenidos sus tirantes realizar en su vida. Seguramente mucho malo ha también ocurrido a los tiempos de la flor alta - se piensa aquí sólo en la caballería de robo que desempenaba un papel fatal para el imperio al tiempo sin emperador. Dado que sin embargo los caballeros tenían que orientarse en valores altos, aquél que no correspondían a estos valores, era excluido al fin a pesar de todo siempre de la comunidad.

La primera tarea de la caballería era el servicio en la creencia, y el impreso más hermoso de esta subordinación eran las órdenes de caballero que estaban designadas defender el país de tarde cristiano, proteger los lugares santos y realizar las obras del amor al prójimo cristiano al mismo tiempo con su función soldaticos también. Los caballeros que no pertenecían a ninguna orden estaban atados religiosamente no menos. Seguramente, era totalmente en general una época dura contra creencia - pero no era decisivo. Con el derecho igual podría decir de modo invertido, los caballeros fuertes de culto habrían formado debajo de su época.

La creencia, el anclaje en el trascendental, llevaba a la abnegación del servicio. Ejemplar en eso era el callarerios de Borgona que tenía que buscar una compensación entre las naciones, entre el alemán y francés como apoyo trasero de un estado multiétnico, ya para recibir éste. Los caballeros como funcionarios del estado personificaban lo contrario exacto de la burocracia, el dominio del escritorio o el servicio, y el ideal de Borgona pervivía en el aparato administrativo de la Austria vieja hasta nuestro siglo.

La noción el honor personal desempenaba también un papel importante. Uno estimaba al Dios y, por eso, también su vivo retrato a tierras, las personas. El ideal de culto ponía en la vida cotidiana aquellas normas superiores que pueden ser esperadas de un hombre honrado. Seguramente su camino nadie será más ligero. Sin embargo tampoco es el objetivo de la vida en esta tierra, tan pronto como se ha reconocido que es sólo una anacrusa fugitiva de nuestra existencia

Con el honor está también usado pensar la virtud caballeresca espíritu alto, así lo grande de sí después de Thomas von Aquin, y creer capaz de sí, en el Dios confiando, grande. Del hombre muy dispuesto es válida la palabra de Psalmisto: „Nada es el malvado en sus ojos."

Finalmente, es uno de los criterios más importantes de la caballería ánimo personal que existe no, no tener miedo, sino superar en eso, ella y actuar a pesar de todo miedo como esto manda la conciencia. Ánimo no puede ser entendido exclusivamente en el sentido de la virtud soldaticos, sino también como aparición intrépida para aquello en que se cree. El ánimo moral exige a nosotros a menudo esencialmente más que el físico. Él representa también un desafío continuo. Hacerse un héroe en el sentido del guerrero, el acto de un momento puede ser; sin embargo el héroe moral significa la obligación, obligatorio para toda la vida.

Hoy las máximas virtudes caballerescas se han puesto raro. La creencia decae y con él el servicio desinteresado alrededor del salario de Dios; también el ánimo se pone en el conformismo general. El honor personal retrocede frente al ideal presunto del nivel de vida. Hay solamente pocas personas que dicen el no a la tentación material para conseguir valores intelectuales o defender. Por más que es hablado de la calidad de vida, menos se entiende que debía significar en realidad esta palabra. Como la calidad de vida no puede ser conseguida ni por la explicación de un gobierno ni por leyes. Es la causa más profunda por qué nuestra Europa que una herencia intelectual-religiosa tiene que administrar se encuentra hoy en la crisis más profunda.

En nuestros días como siempre y más que nunca, hacen virtudes caballerescas not. La renovación de nuestro continente, pero también nuestras patrias, es sobre todo una pregunta del uso personal. En nuestra comunidad personas tienen que levantarse que se declaran partidario de nuevo de las virtudes caballerescas y que son dispuestos para entrar abiertamente para estos ideales. Luego sólo ellos convencerán, conducen, nuevos pueden hacer. Sin embargo tal uso exige la disposición al riesgo personal. Todo demasiado a menudo se se encuentra con el hombre que cambian en un campo de actividad neutro para tranquilizar su conciencia sin tener que poner en juego con esto la seguridad propia. en cambio, El hombre caballeresco verdaderamente será dispuesto presentarse allá dónde esto hace lo más a menudo la necesidad y dónde para él mismo el peligro es mayor.

Nuestro tiempo no es ningún tiempo para tibios. La historia talará todos un juicio inexorable sobre nosotros porque el futuro de Europa está dado ahora y aquí en nuestra mano. Una y otra vez durante la historia el omnipotente ha asignado un envío a pueblos particulares o también continentes. Si ellos se hacían desleales éste, el Dios ha tomado „la luz de ellos" y ellos tenían que retirarse temporalmente o para siempre de la escena de la historia. Nuestra Europa tenía evidentemente la tarea de divulgar el cristianismo y la civilización cristiana en todo el mundo. Si no debíamos más ser capaces sin embargo realizar esta obligación, nuestro nombramiento será transmitido a otros. De derecho un pensador alemán ha dicho, la cruz no necesita Europa, sin embargo Europa necesita la cruz.

Aquí solamente el particular puede mandar la parada al mal. Europa muere del materialismo; romper éste, necesitamos a los caballeros y a los santos de nuestros días. También pocos son capaces de hacer lo decisivo - ?siete Sodom justos no habrían guardado del fin terrible?

Fuente: Salir de la obra "Memento", el autor: † Erich Feigl, entregado por el servicio de canciller de Grande Priorato de la Austria de Ordre Militaire et Hospitalier de Saint-Lazare Jerusalén de, Viena, en 1978, páginas 13 hasta 16

Nota del webmaster: Hasta aquí la teoría de la nobleza. ?Qué pasa con los valores de la caballería y moral de hoy en la Orden de Lázaro se ve la práctica, es brevemente la principal casa este sitio web.

Última actualización en 13/08/2015

Este lado se hacía en 0.0036 Segundos.

Bookmark Buttons


Bookmark: Del.icio.us Bookmark: Facebook Bookmark: Google Bookmark: Yahoo